Blog

"Inteligencia Artificial, ni Ángel ni Demonio"

Imagen Inteligencia Artificial

Visitas: 1268
Autor: Inés Goicoechea
Bienestar Integral
28/11/2023
Coaching

La interacción entre el hombre y la tecnología

Al principio, cuando escuché hablar de la Inteligencia Artificial (IA), el temor me invadió. Pensé en la cantidad de empleos que podrían desaparecer, y con el imparable avance tecnológico, observé cómo la tecnología reemplazaba cada vez más puestos laborales. Sin embargo, fiel a mi estilo de no dejarme llevar por las apariencias, decidí realizar un pequeño curso introductorio para explorar los alcances de la IA. La experiencia fue asombrosa. Lo que nunca había imaginado era que terminaría utilizando la IA no como una amenaza laboral, sino como una colaboradora en mi proceso creativo. En lugar de relegarle mis tareas, la IA se ha convertido en mi compañera de trabajo en sesiones de brainstorming. Le expongo mis ideas, desarrollo el contenido, y ella me devuelve sugerencias basadas en una amplia base de datos existente. Es como estar recolectando información de varios profesionales simultáneamente, pero no acepto ni doy por válidas las respuestas de inmediato. Más bien, desafío su conocimiento y profundizo en mis ideas para que me ayude a perfeccionarlas. Esta interacción no busca reemplazarme, todo lo contrario, me exige sacar lo mejor de mí para crear un producto final de calidad. Confieso que mi escepticismo al avance tecnológico tiene su origen en el miedo. Ese miedo básico que todos conocemos: el temor a perder lo que hemos logrado, a no comprender los avances, a salir de la zona de confort. Una vez superada esa barrera, comprendí que, a pesar de la existencia de la IA , siempre se necesita la intervención humana para utilizarla. Hoy, la empleo como una herramienta para crecer, desafiarme y comprender que, para sacar mi mejor versión, debo estar dispuesta a salir continuamente de mi zona de confort. Mi transformación, desde una postura temerosa hasta la aceptación y aprovechamiento de la tecnología, inspiró la reflexión que da origen al título: "Ni Ángel, ni Demonio", podemos utilizarla como un socio en nuestro constante viaje hacia la superación personal. Así en esta simbiosis, la Inteligencia Artificial se convierte  en nuestra aliada para alcanzar nuevas alturas y superar los desafíos del mundo actual.

1 Comentarios
Para hacer un comentario tienes que
Ver más comentarios